Los Profesionales inmobiliarios Post Covid

El perfil de los profesionales inmobiliarios después del confinamiento

El Estado de Alarma ha supuesto un parón para la actividad del sector inmobiliario. Pero para muchos agentes ha supuesto una oportunidad de aprendizaje para anticiparse a las nuevas tendencias del sector. «El sector inmobiliario se ha reinventado en menos de tres meses».

Todos los eventos que hemos tenido durante el estado de alarma, han dado lugar a muchas horas de formación. Muchos de nosotros hemos compartido experiencias con los principales expertos del sector a nivel nacional e internacional, haciendo uso de las nuevas tecnologías.

Las sesiones formativas han abarcado aspectos tan amplios de la profesión inmobiliaria como el marketing digital, el liderazgo en este nuevo entorno, el posicionamiento, las estrategias de marketing, ventas y negociación, la financiación, etc. Además de tratar a fondo la situación actual del sector y las nuevas fórmulas para abordarlo con éxito.

Profesionales inmobiliarios cada día más tecnológicos

En pocas semanas, la mayor parte de los profesionales inmobiliarios nos hemos visto abocados a realizar videoconferencias con clientes y equipos de trabajo a través de múltiples plataformas. Hemos empleado las redes sociales para dar a conocer propiedades, hemos realizado comunicaciones comerciales, firmas digitales, Visitas Virtuales, etc. desde nuestras viviendas con aquellos contactos que nos han dejado sus datos a través de la web.

La actividad inmobiliaria será a partir de ahora cada día más digital. Y los profesionales con importantes carencias tecnológicas lo tendrán cada vez más difícil.

Las herramientas SEO, la capacidad de optimizar sus páginas en Google My Business o similar, la utilización del marcado de esquema, la optimización de las fotografías de las viviendas, de la velocidad de carga de la web, la utilización de videos, etc. «Todo tiene una influencia directa en los resultados».

Simbiosis entre la presencia física y la digital

El nuevo profesional inmobiliario deberá combinar homogéneamente el entorno físico (la atención y el servicio en la agencia a pie de calle) con los múltiples canales digitales existentes. Una web adecuada, un SEO perfectamente gestionado, una correcta presencia en las redes sociales y medios, etc.

El 85% de los clientes llegan por el canal online pero se deciden en el offline. En la visita a la propiedad y en la oficina. La combinación de ambas estrategias es clave para ofrecer un servicio excelente a nuestros clientes.

 

Especialización y posicionamiento

 

El conocimiento profundo del sector es la clave del éxito del profesional inmobiliario post-covid.

Da igual si nuestra especialización se circunscribe a una zona (ciudad o barrio) determinada; a un perfil de cliente extranjero (de costa, de lujo), etc; o si estamos especializados del lado del comprador o del vendedor. El objetivo es contar con una estrategia clara de posicionamiento que nos ayude a dar el mejor servicio posible para conseguir vuestra recomendación.

Conocimientos financieros y de negociación

Cerca del 80% de los compradores españoles necesitan financiación externa. Sin embargo, no todos los agentes inmobiliarios son expertos en materia hipotecaria, ni de negociación. Una cuestión que lleva en muchos casos a que, una vez seleccionada la vivienda a comprar, la operación se frustre al toparse con la negativa de los bancos a aprobar la compra.