12 Errores a evitar cuando pones a la venta tu casa

         Vender un piso sin inmobiliaria

Después de mucho pensarlo, por fin te has decidido a vender tu piso como particular.

No quieres agencias, ni intermediarios de ningún tipo. Y así lo dejas claro desde el principio.

Al fin y al cabo no debe ser tan complicado. Poner un anuncio y contestar a las llamadas no vale lo que piden las inmobiliarias. Por eso quiero ayudarte a conseguirlo.

Y para hacerlo, teniendo en cuenta todos los trámites y pasos necesarios para vender una vivienda, he resumido en este artículo los que para mí son los errores más frecuentes cuando un particular vende su piso sin la ayuda de un profesional.

Espero que te ayude.

Vende tu piso de particular a particular, evitando los siguientes errores:

Darle un valor al piso que quieres vender en función del dinero que necesitas

Sin duda este es uno de los errores más comunes. Valoramos el piso que queremos vender según el dinero que necesitamos para comprar una nueva vivienda o poner en marcha el proyecto en el que estamos inmersos.

Piensa bien y calcula el dinero que necesitas, antes de poner tu piso a la venta. La experiencia me dice que, a veces, las expectativas que tenemos no coinciden con el resultado final.

Algo que debes tener muy en cuenta en este paso, es calcular los gastos e impuestos generados durante la venta de una vivienda.

Tomar como referencia el precio al que tu vecino dice que ha vendido su piso

La información es poder. Y conocer el precio al que se han vendido inmuebles con ubicación y características similares a la tuya, puede ayudarte a fijar el precio de tu vivienda.

¿Pero qué pasa si la información llega desde una fuente poco fiable? Confía sólo en datos que puedas contrastar si quieres empezar bien con la venta de tu piso.

Empezar la venta de tu vivienda en un precio demasiado elevado

Puede parecer una buena estrategia. Primero poner tu piso a la venta a un precio elevado, y esperar que lleguen las ofertas. Pero la verdad es que no es muy recomendable.

En primer lugar, cuando los potenciales compradores hacen sus búsquedas en internet, no miran piso a piso. Utilizan filtros como precio o zona para facilitar la búsqueda, o activan alertas según sus preferencias.

Si tu vivienda tiene un precio demasiado elevado, ni siquiera lo verán.

En segundo lugar, siguiendo esta estrategia, corres el riesgo de que nadie te haga una oferta.

Muchos compradores se sienten incómodos realizando ofertas o negociando. Es posible que para evitar la negociación, visiten primero aquellas viviendas que se ajusten al precio en el que están interesados.

Poner un anuncio de tu piso en venta en todos los portales gratuitos de internet

No todos los portales son iguales y por eso, vender un piso por internet gratis, no es tan sencillo como parece.

Existen portales inmobiliarios con muy buena visibilidad, pero que están orientados principalmente a agencias inmobiliarias.

Si públicas en ellos, es probable que tu piso acabe en las últimas posiciones y que sólo recibas llamadas de agencias inmobiliarias.

Hacer fotos de tu piso con tu móvil

Uno de los aspectos más importantes a la hora de anunciar tu piso en portales inmobiliarios es la fotografía.

Lo importante es tener claro que, sin fotografías de buena calidad, es posible que muchos compradores potenciales no se animen a visitar tu propiedad en venta.

Utilizar tu número de móvil personal en la publicidad

Poner un cartel en el balcón o un anuncio en internet son formas de conseguir visibilidad. Eso sí. Utiliza un número de teléfono que no sea el personal.

Así podrás filtrar las llamadas interesadas en tus anuncios, descansar los fines de semana y podrás anular el número cuando encuentres a un comprador.

Describir tu vivienda en venta como si fuera un telegrama

Cuando publiques tus anuncios en los diferentes portales inmobiliarios, podrás escribir una descripción para llamar aún más la atención de potenciales compradores.

Evita repetir lo mismo que has puesto anteriormente y destaca aspectos que sólo tú conoces de tu vivienda.

Por ejemplo, no es lo mismo “Piso de 3 habitaciones y 2 baños con calefacción y aire acondicionado”, que explicar lo silenciosas que son las habitaciones o que al tener sol todo el día en invierno, ahorras mucho en calefacción.

Se original, creativo y explica por qué tu piso es una auténtica joya.

Dejar llamadas o emails sin contestar

Al empezar con la venta de tu vivienda, seguro que lo haces con toda la energía del mundo y respondes a todas las personas que te escriben o te llaman.

Pero es probable que, si pasa un tiempo y no has conseguido vender tu propiedad, las fuerzas empiecen a fallar y empieces a dejar para mañana lo que podrías hacer hoy.Mi consejo es que no lo hagas. Contesta siempre y en el menor tiempo posible. Nunca sabes quién será el futuro propietario o propietaria de tu vivienda.

Sólo atender llamadas fuera de horario laboral

Sé que es complicado. Pero cuanto más limites el horario en el que te pueden localizar, más difícil será encontrar a un comprador para tu piso.

Vivimos en la era del ahora y debemos actuar en consecuencia. Si crees que no podrás atender el teléfono a determinadas horas del día, pide a alguien de confianza que lo haga por ti.

Realizar visitas sin registro

Te puede sonar exagerado, incluso algo paranoico. Pero no olvides que estás dejando entrar a desconocidos a tu propiedad. En nuestro caso, pedimos que todas las visitas firmen un parte de visita con todos sus datos personales. Negociar el precio de la vivienda

Cuando llegue el momento de negociar, debes estar preparado y mantener la calma. La vinculación personal con tu casa no es buena consejera para vender. Recuerda que todo empieza antes.

El acuerdo en precio y condiciones

Una vez te hagan una oferta, debes llegar a un acuerdo en precio y condiciones. Responde a las objeciones y procura ser sensible y flexible a las preocupaciones legítimas del comprador. Prepárate para ceder algo. Debes descubrir que puedes pedir y hasta dónde quieres ceder. Lo que no negocies ahora se podrá convertir más tarde en punto de ruptura.

Es el momento de valorar que vender con la ayuda de un profesional con experiencia que represente tus intereses y negocie por ti será más fácil y rápido